jueves, 17 de enero de 2008

Fuera Manos!

Me considero pacifica, al menos lo suficiente para haber agredido físicamente sólo a una persona en toda mi vida. Cosa de la cual no me arrepiento, el tipo verdaderamente lo merecía. (Quizá los acosadores del kinder y la primaria también lo merecían, pero no me habían colmado la paciencia a mis escasos 5 años ni a los 15…)


Eso fue hace 15 años y 40 kilos aprox. Estaba en mis 20’s (y era un encanto) Viajaba en metro a la escuela y el trabajo, la línea 9 del metro comunicaba con todo y la usaba por que mi otra opción (línea uno) olía bastante mal.

Supongo que soy vieja, por que creo que aquellos eran otros tiempos, o quizá los tiempos son los mismos, pero ahora lo veo con ojos cansados. No lo sé.


El caso es que los acosadores del metro eran poco vistos, si bien es cierto que a todas las que usamos el metro ‘nos tocó’ (ja!), tampoco eran una amenaza SEGURA en cada carril, como es hoy, y supongo que esa actitud obedece a que ‘la liberación femenina’ no hace que los hombres nos respeten, solo que piensen que no tienen por que tener consideraciones con nosotras, por que ya no somos el sexo débil, por que si pedimos tanto, ‘ora nos fregamos, y si queremos su lugar en el trabajo, pues ellos quieren nuestro lugar en el metro. Bueno, me estoy desviando (esto da para otro post), Lamentablemente ha sido necesario que en los vagones del metro se muestren carteles para educarnos a todos, hombres y mujeres, que no hay motivo alguno para permitir manoseos y similares.


Ojala hubiera tenido de esos aquella vez en chabacano de línea 9, cuando luego de varios intentos de quitarme al tipo de ‘la espalda’ me vi en la necesidad de tomarlo de los pelos de la nuca y azotar (certeramente) su (fea) cara contra el tubo pasamanos. Lo último que supe de él, es que le escurría sangre sobre la camisa mientras yo lo contemplaba alejarse, parada en el andén.

9 comentarios:

Raquel dijo...

Me parece una buena campaña, no creo que sirva para mucho, pero si por lo menos vale para que una persona se lo planteé, pues eso, que habrá valido.
Este verano estuve por Japón y allí el metro es una gran gran gran locura y de 06 a 10 de la mañana hay vagones expresamente para mujeres, por la multitud de gente que frecuenta el metro a esas horas.
Esperemos no tener que llegar a ese extremo aqui en España.

Quillén dijo...

Sofía, leí tu descripción del laboratorio (buenísima!), por eso llegué a tu blog.
Por Argentina todavía no hemos llegado a los carteles... ¿Será que los manoseos aquí ya son algo folcklórico?
De cualquier manera me parece terrible que haya que recordarles que mantengan sus manos fuera de nuestras humanidades. Y nos creemos tan civilizados y evolucionados... Veo los carteles y me río por no llorar.

A dijo...

Creo que no habrá un cambio radical en corto plazo, pero la opcion de un cambio futuro, tiene que comenzar a trabajarse hoy.

La sociedad es lo que nosotros construimos, y quiza lo que esta en nuestras manos en este momento, es tratar en lo posible de reeducar a los adultos, y educar a los que seran adultos mañana.

Yo creo que esta campaña si va a tener frutos en algun momento, no es optimismo, ni tampoco es que 'crea en la humanidad', pero los hombres(genero) somos imitadores naturales, hacemos lo que vemos, eso es lo que podemos utilizar.

Raquel; en cuidad de mexico de 6 am a 10 am, y de 5 pm a 9pm se separan hombres y mujeres, por esa misma razon pero el dia dura mas que eso...y es donde los acosadores hacen de las suyas, ni hablar.

Chinis dijo...

Ja

Primero habria que cambiar al pueblo por otro... pueblo, al menos uno poquito mas civilizado,

o bien

por eso de q lo q vez lo aprendes.. esperar a q las generaciones presentes desaparezcan y las que vienen maduren jaja

Enrique Morán dijo...

Muy bueno tu debut con esta crónica en las páginas del Periódico Metro (domingo 20 enero).
Creo que esta nota servirá un poco para que muchas pasajeras se animen a no quedarse calladas cuando son acosadas en los vagones del tren anaranjado.
Y tal vez muchos mañosos sujetos pensarán dos veces antes de que quieran estirar la mano más de lo necesario.

Saludos

Poesia dijo...

Enorme favor...gracias!

strika dijo...

En efecto, en el DF en horas pico y líneas concurridas, los primeros vagones están destinados para mujeres y niños. En una ocasión llegué corriendo y el tren estaba a punto de irse y, como llevaba prisa, me metí al vagón de hombres. ¿Y qué creen que sucedió? ¡Que un hombre me ofreció su lugar para sentarme! Por otro lado, debo confesar que descubrí que los hombres se empujan menos y me pregunté si no sería por ello que nos separan!!! Jajaja! Fuera de broma, hagan el experimento: prueben los vagones de mujeres y luego los de hombres, y verán que hay vibras totalmente distintas! (por más que siempre se haya colado un miembro del género opuesto). Saludos, y gracias por la visita, A.

A dijo...

Tienes buen karma y un angelote de la guarda :D

Besos angelicales.
A.

viajera dijo...

Los hombres manoseando mujeres en el metro es algo tan común que la gente ya hasta lo concibe como "normal", incluso las propias mujeres. La división de vagons en hora pico es una buena iniciativa...
Yo sufrí un semi ataque de un taxista que quiso tocarme y me defendí. Igual que tu, lo último que vi de él fue la sangre de su cara.

Un saludo y muy buen blog

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores