lunes, 7 de abril de 2008

Los crímenes del amor

Los crímenes del amor es un libro muy rosa, Sade no lo llenó de sexo y sangre, bueno ni los insinuó, éste libro cuenta con relatos de mujeres virtuosas que hacen todo lo posible por mantener lo sagrado de su cuerpo y su inocencia, algunos hombres que valoran esas cualidades y las buscan como requisito indispensable para la que será su esposa.


Hay algunos pocos personajes que como la serpiente de Eva buscan tentar a la virtud con el fin de hacerla caer, poniendo a su paso exquisiteces como fama, dinero, o juramentos de amor. En los casos que la tentación gana a la virtud, Sade deja claro su mensaje, que cuando el mal gana, todos pierden. Y en cambio, en los casos que mujeres y hombres permanecen fieles a la rectitud y el honor, la recompensa será un final feliz.


Si quieren quitar al marqués su titulo de disoluto, éste es el libro adecuado.

Besos castos

A.

5 comentarios:

Elvira dijo...

Naaaah si el chiste del marques es su cachonderiiiaaa, pero si son historias de amor las leere...

por cierto... el vampiro de la colonia roma es uno de mis libros favoritos...

besos rosas y chupadores...

Enrique Morán dijo...

Como lo comenté en un post, el Marqués de Sade está demasiado estereotipado.
Es cierto, era un tipo disoluto y sus preferencias sexuales lo llevaron muchas veces a la cárcel.
Las obras de Sade son muy variadas, están estas de amor y virtudes, también están otras historias de sufrimientos y vicisitudes como Justina. O de plano la perversión en su más pura esencia como los 120 días de Sodoma.
Lo que no se puede pasar por alto es la intención de Sade de hacer una crítica a la sociedad, al sistema político y a la Iglesia.
Saludos

Hela DeVeaux dijo...

Personalmente "El Marques" me gusta mucho y claro que va a ser estereotipado, sus obras son clasicos y han servido de inspiracion a un mundo de artistas. Personalmente prefiero que sus personajes dejen de filosofar y que vayan directo a la parte cachonda, pero esa soy yo. Saludos!

Enrique Morán dijo...

Jejeje Hela. Te gusta la acción (es broma). Pero es verdad, a mí también me gustan mucho sus textos.
Lo cierto es que así como tú y como yo, millones de lectores fueron atraídos por los textos cachondos del Marqués.
Lo curioso es que Sade fue excepcionalmente hábil, pues dentro de esos personajes que filosofaban entre cada receso de la acción, metía un mensaje cargado de sus ideologías politico-sociales.
Un claro ejemplo es Filosofía de Tocador, donde los peronajes que se centran en el mero placer sexual, de pronto se dan un respiro y abarcan todo un capítulo leyendo un texto político que bien parece, no tiene objeto que esté allí.
A mi juicio, creo que el Marqués nos utilizó con el gancho del sexo para transmitir sus verdaderas ideas.
Un saludo

A dijo...

El Marqués de Sade no es mi maximo, pero si tenia ganas de leer este libro. Aunque demasiado moralino, como breviario estuvo bien.

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores