miércoles, 25 de junio de 2008

Enología 101

Por Arabe.



Para contribuir con los hedonistas, es necesario hacer un pequeño breviario cultural del vino. Bebida de tradición, cultura y placer milenario. En realidad, la elección de buenos vinos es muy sencilla. Sólo es necesario tener los conocimientos básicos y algunos de sentido común, para sentarse a saborear un excelente vino.

El vino cuesta lo que vale.
Aunque ciertamente podemos encontrar vinos de excelente calidad a precio accesible, por regla general, los mejores vinos tendrán su valor descrito en la etiqueta con el signo de pesos.
Para escoger un buen vino, selecciona primero cuanto piensas gastar. Así limitarás la selección a un rango manejable.

*No compres, por ninguna circunstancia, ningún vino que venga en envase tetrapack, que tenga tapa de rosca o se abra con un destapador. También abstente de comprar un vino que no te muestre el año de cosecha (a menos que sea un Champagne, ya que estos pueden no llevarla debido a que pueden estar hechos con uvas de distintas cosechas)

Tu primera elección será el tipo de vino que quieres tomar: Tinto, Blanco o rosado.
A diferencia de la creencia popular. El color del vino no tiene que ver necesariamente con el color de las uvas. Dicho de otra manera, los vinos tintos no están hechos de uvas rojas y los blancos de uvas verdes. El color se toma del tiempo que se dejen las cáscaras de la uva durante la fermentación.

También tendrás que tomar en cuenta lo que comerás mientras disfrutas el vino. A esto se le llama Maridaje. Las reglas del maridaje solían ser muy estrictas, pero ya no es así. Ahora se permite hacer ciertas excepciones. Por regla general, las carnes rojas se acompañan de vino tinto, los pescados y mariscos de blanco, el pollo puede ir con ambos o con rosado, al igual que las ensaladas. Para aperitivos, puede ser un blanco en el día o un tinto por la noche. Para postres siempre un tinto dulce.

Lo siguiente que debes saber es como leer una etiqueta.
La etiqueta te dará la información básica del vino, que generalmente contiene:
Primero, en letras grandes la marca o casa vitivinícola que lo produce.

Después el tipo de uva que se utilizó (para los tipos de uva, vamos a necesitar todo un apartado).

El año (que en los vinos que no son champañosos, corresponde al año de cosecha y nos da una idea de la edad del vino).

También podrá venir en la etiqueta la región de donde proviene.

La calidad que el productor le ha asignado (reserve, grand reserve, cuvee, etc).

El grado de alcohol y en algunas botellas otra información como si es dulce o seco, si es “estate” que quiere decir que las uvas son de sus propios viñedos y no que se compraron a otros, o que premios han ganado.

Con esto concluimos la primera entrega de enología 101. En la próxima hablaremos de tipos de uva, regiones vitivinícolas del mundo, sabores y aromas.

A saborear un buen vino!



Aquí un video del tema

5 comentarios:

esnecesariohabervivido dijo...

anoche tomé mucho vino....

vesania dijo...

Ahh pero mira que bien, ne ebcabta ek vino, si me preguntan sobre mis placeres nada mejor que una copa de vino acompañado de quesos sabrosos y deliciosos... me encanta la aspereza del merlot, el como se siente un buen carmenere en la boca es mucho más suave, si me preguntan me inclino por el carmenere pero hay ciertas variedades blancas que tambien me gustan mucho...


besos

Strika dijo...

Muy buen post, y esperaré ansiosamente los siguientes. La verdad no conozco nada de vinos, pero quisiera saber más, pues sí me gusta disfrutar de un vinito con una buena cena o con unos buenos quesos franceses.
Besos.

Dolores Garibay dijo...

Hola preciosa,

Me parece muy interesante la información a pesar de que no soy muy afecta al vino... además de que el vino tinto me pone muy, muy mal :S...

Ahorita mi papá y yo le estamos ayudando a un chico que está por titularse en quién sabe qué (algo relacionado con los vinos, eso sí) a corregir su tesis sobre el cuidado de los viñedos y todas esas cosas. Muy interesante el tema, hasta nos han mandado a otros estados a realizar encuestas al respecto.

Del comment que me dejaste -y aquí entre nos- una amiga que nos leyó ya nos dijo amargadas porque a mí tampoco me gustan los lugares concurridos ¡LOS ODIO! tengo alergia a la gente, me salen ronchas... :P

Lo de la lista del supermercado lo hacía cuando estaba en secundaria, ahora ya no. Supongo que es señal de que me convertí en adulto. Pero en un café salió a la plática esa anécdota con una amiga que está de visita en México y fue ella la que me sugirió que me consiguiera un oficio.

Besos chilangos

Arabe dijo...

Dolores, que bueno que lo encuentras interesante. Sólo una anotación: El estudio que se encarga de los viñedos, tipos de uva, plagas y demás temas es la vitivinicultura, una rama de la agronomía.
La enología se encarga del estudio del vino en si, ya como un producto terminado, aunque tocaremos de manera general como se fabrica el vino.
Gracias por leer.

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores