jueves, 5 de junio de 2008

Página 123 del libro que estoy leyendo

Un meme tomado de la capsula del tiempo. Consiste en transcribir la pagina 123 de -en este caso- 'los demonios de la lengua' de Alberto Ruy Sánchez.
***
Y ya no eran palabras las que salían de su boca sino serpientes. Algunas de esas víboras, en la punta, eran cabras, eran iguanas, salamandras, sapos, águilas sin alas, peces sin río, lenguas sin saliva. Una lengua dividida en dos, en tres, en diez, en seis veces ciento once pesadillas. Y el olor amargo que de esas lenguas emanaba era como el de un pescado podrido de los que son manjar en Suecia y anuncio de tragedia en Dinamarca. Un olor tan denso que en el aire se le miraba y, además, nos miraba: era una densa nube con ojos, con cuernos, mandíbulas, barbas y orejas puntiagudas. Parecía Satán a punto de manifestar su furia pero era tan sólo el olor del alimento del sueño de don Marcelino ese mediodía.

Marcelino nunca quiso saber el nombre de aquello que en sus siestas lo atormentaba. tal vez nunca quiso saberlo. Su rigidez moral y la certeza que había en todos sus escritos, estaban hechas en gran parte, de darle la espalda a sus sueños.

3 comentarios:

Jorge Breton dijo...

Hola!!!

Creo que es muy... aun no lo se, sin comentarios, mejor sigan con el blog.

atte. ºJorge Bretonº

CAPSULA DEL TIEMPO dijo...

PUedes creer que hace más de dos meses no leo nada??? bueno, solo blogs. He dejado un libro de Ernesto Sábato en menos de la mitad. Algún rato retomaré esa deliciosa costumbre de leer hasta que me venza el sueño.

Parece interesante el libro.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Si te gustó el libro, te recomiendo que hagamos un intercmabio, temporal, de libros de Ruy Sanchez, yo te preesto "En los labios del agua" y tu me prestas "Los demonios de la lengua" ¿qué te parece? sino ahora que vaya al DF compraré el libro.

A mi me parece que el trabajo de Alberto Ruy S. es delicioso.

Besitos prestadores, jajajaja

Merari

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores