sábado, 16 de agosto de 2008

hieros gamos, parte II

Como mencionaba Strika en el post anterior, las pajas danbrownianas no ayudan  para poder disfrutar al máximo de hieros gamos, por mi parte, procurare hacerme un cocowash súper rápido. Aquí les comparto la segunda parte de este proceso de unificación perfecta. (y tenebrosa)
Besos pútridos
A.




La Fermentación: otra cópula del rey y la reina en un estanque con agua.

La Iluminación. Un Sol con alas permanece inmóvil en el aire sobre un sepulcro lleno de agua.

La Nutrición: el hermafrodita alado yace en al sepulcro lleno de agua.

La Fijación: el hermafrodita ha perdido las alas y yace en el sepulcro. Un pequeño espíritu hembra amanece entre las nubes.

La Multiplicación. El hermafrodita en el sepulcro. Gotas de lluvia desde las nubes.

La Resurrección. Un pequeño espíritu hembra desciende sobre el sepulcro del andrógino.

La Evidencia de la Perfección: El andrógino con alas de murciélago, con las serpientes en sus manos está de pie sobre una colina bajo la cual tres serpientes se devoran unas a otras. Detrás, un león. A la izquierda un árbol solar con trece flores solares.A la derecha, un pelícano nutre a sus pollos con su propia sangre.




Lo otro de sí se convierte en sí mismo: el alquimista ha conseguido la Iluminación
El león devora el Sol. La sangre cae sobre la tierra.


El Hijo con el cetro y el Padre con el orbe, sostienen la corona sobre una joven (María) mientras revolotea la paloma.

La Palingenesia, la regeneración. La transmutación (no una mera transformación. En términos cristianos: la resurrección del cuerpo significa su glorificación y perfección)

11 comentarios:

Clandestina dijo...

Bastante ilustrativo, me has dejado sorprendida, algunas palabras nunca las habia escuchado ni leído...
Me agrada venir por aqui..cada vez aprendo algo nuevo, igual que visitando a Strika...

Besos sorprendidos..!!

Diana
http://laguerarodriguez.blogspot.com

Miguel F. Barrios. dijo...

mmm, todo lo lo que se puede aprender...!!

Como lo dices bien tenebroso!!!

Me gusta esa imágen del leon y el sol... Es agradable...

pasaré por la parte I y revisaré.

Mónica dijo...

Fascinante! Lo que me intriga es el significado del sepulcro lleno de agua, presente en la mayoría de las imágenes.
Besos salpicado,

Anónimo dijo...

El agua es un arquetipo del sexo. De la primigenia de la vida. Bien lo detalla O. Paz en su libro "corriente alterna": (...) "El agua, arquetipo del paraíso prenatal, imagen del regreso a la edad primera, símbolo de la mujer y de sus poderes. El agua: calma, fertilidad, autoconocimiento y, también, pérdida, caída en la límpida transparencia. En más de un pasaje Baudelaire se detiene en esta visión: "aguas fugitivas, juegos de agua, cascadas armoniosas, el mar inmenso y azul, meciéndose, cantando, adormeciendo... la contemplación de ese abismo límpido es peligrosa para un espíritu amoroso del espacio y el cristal"... Fragmento sorpredente si se piensa que el agua está asociada a la gran Diosa de los mediterráneos: la hechicera pálida, la luna, Artemisa. El agua: El baño de Diana, la fuente fatal para Acteón y Sigfrido... El agua es difusa, huidiza, informe. Evoca al tiempo, al amor físico; es la marea -muerte y resurección-, la entrada en el mundo elemental. Todo se refleja en el agua, todo naufraga, todo renace. Es el cambio, el fluir del universo.

Anónimo dijo...

Continuando con las divagaciones de la Magna Mater Genitrix:
.................................
y según J.Evola: (...)La Gran Diosa, imagen del principio demetriano. Ella es la Madre Tierra. Es la iraniana Ardvi que Ahura Mazda llama “su agua” puesta en relación con un río mítico descendiente de las alturas, del cual derivan las aguas de la tierra, en su sentido simbólico de energías vitalizantes, de fuerzas de fecundidad y de fertilización. Aquí, el principio húmedo constituye la substan­cia elemental de la Diosa, y una etimología neoplatónica hace resaltar también el otro aspecto de este principio cuando hace derivar el nombre de una de sus epifanías, Rhea, de rein = fluir. Y es por esto por Io que vemos a diosas de tipo demetriano, como la Hera de Argos, pero también de tipo amazónico, como Palas Atenea, recuperar su virginidad sumergiéndose en las aguas, su substancia primigenia que, como tal, las renueva y las reintegra en la naturaleza. Como un mitologema de los Misterios de Hera nos ha sido transmitida su reemergencia del baño ritual en las aguas del manantial Kanathos, de la que ella salía siempre de nuevo virgen. Se puede también recordar la relación que el mito romano de Vesta tuvo con el agua de manantial o el agua corriente; sólo ésta se usaba, como "agua viva", en ciertos ritos purificadores cumplidos por las Vestales: aqua vivis fontibus amnibusque hausta. Como el Ganges, la Gran Diosa hindú. Es la que tiene su manifestación, su "forma liquida", en el río sagrado, cuyas aguas lavan todo pecado.

El cristianismo ha fijado oscuramente este segundo aspecto en la figura de la Virgen Madre que domina y tiene a sus pies el cuarto creciente lunar, o bien la serpiente que, como Nahash en el esoterismo hebraico, ha simbolizado el principio elemental cósmico del deseo. Con esto se podría relacionar también la divi­sión existente en los mismos Misterios antiguos de la Madre, en los cuales los pequeños Misterios eran los de la Perséfone infernal, ligada también a Afrodita, y que se celebraban en primavera, más o menos en la misma época que las múltiples fiestas orgíaco‑telúricas, al contrario que los grandes Misterios de Eleusis, que se celebraban en otoño. Y se podría también recordar a la diosa Egea, Nuestra Señora de las Olas y Stella Maris, en su doble aspec­to de diosa que desciende de los cielos y de diosa que emerge de las regiones infernales, de "diosa de las palomas", de un lado, y de "diosa de las serpientes" y de las panteras, del otro.

(..) En que ella, bajo un cierto aspecto, permanece detenida en su carácter fluido, huidizo, incoercible, tendríamos el principio demetriano bajo formas de figuras femeninas como "esposas" ligadas a un dios por el lazo monogámico y monoándrico: la substancia, entonces, no es ya la "Virgen" y la "Prosti­tuta", sino la esposa divina como "fuente sellada" que, en la asunción sobre el plano moral del arquetipo, tiene caracteres de castidad y de fidelidad tales que esconden su naturaleza origi­naria (la Gran Diosa como Héra). En el mito, a esta situación ontológica corresponden las parejas divinas sexuadas con los dos miembros de la misma en una relación de relativa armonía y de equilibrio.
..........................

Qué matafísico es el sexo...

Anónimo dijo...

Jo.. bueno... entre metafísico y matafísico no hay mucha diferencia, ¿no?

vesania dijo...

De esto nada sabía, pero enrealidad me encanto, las imagenes, los conceptos las interpretaciones, lo que dicen, todo me gusto...

Besos

adalana dijo...

me gustan tus besos

A dijo...

Metafísico, matafísico y motafísico

Besos fumados
A

Hela DeVeaux dijo...

Muy disfrutable, gracias por el post!

David Nateras dijo...

estan muy padres esos grabados, he hablado anteriormente de las hermafroditasmy lo sorprendente es que todavia existe gente que no cree que existan.

saludos
hl

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores