viernes, 16 de enero de 2009

El quinto anillo

Una total disposición, una absoluta imposibilidad a los hechos.

Así fue nuestro intento de amistad. Yo sé que las relaciones humanas son cosa complicada, pero en este caso, puedo decir que rompí todo record en derrotas y nuevos intentos. Y tengo claro que no fui la única en intentarlo con todo el corazón.

Y si, claro que nos culpo, nadie mas tiene ingerencia en este asunto o en lo definitivo de la ruptura, tampoco en que seamos incompatibles en las cosas que nos importan.

Comprendo su fastidio cuando yo le pedía que hablara conmigo, que me contara cosas, igualable al mío después de no menos de 8 intentos por hacerle decir palabra.

Su ideal era el silencio -supongo- , yo soy una conversadora incurable, los silencios –he de confesar- me ponen ansiosa, los tolero entre desconocidos, pero no con las personas que me interesan para construir puentes.

Estaba también el asunto de la amargura. Yo no soy miss simpatía, ni me uno al club de los optimistas, pero como buen hedonista, hay montones de cosas que disfruto en la vida, y por ridículo que esto sea, me hace feliz todo el día, si en la mañana pude ver neblina, y eso me basta y me sobra para tener algo amable que compartir.

Quizá ese es el punto clave. Odio la violencia en cualquiera de sus manifestaciones, y no puedo soportar una amistad en que cada palabra que me llega es un reproche, una recriminación, o frases dolosas.

Ya tenemos demasiado de eso en el trabajo y en la calle. Y yo estaba inspirando tanta amargura; ninguna amistad digna de llamarse tal, puede contribuir de esa manera al dolor. A veces la intención no es lo que cuenta, a veces hace falta mas que las ganas para que algo sea posible.


Me dijo que le regresara el anillo cuando no quisiera nada más. No se lo regresé, por que no hubo despedida. Ahora creo que lo conservare como el recuerdo físico de aquella tormenta que fuimos en nuestras vidas. No puedo quejarme mas, aprendi mucho, disruté cada café, y cada palabra a cuentagotas.

besos marinos
Poesia

6 comentarios:

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

Hola Poesia!

la verdad que bueno que no se lo regresaste...es hermoso!

además lo que se dá no se quita...jeje

Besos cómplices...

Diana

Bose dijo...

Pensaras que no tengo sentimientos, porque quiero felicitarte...

Si, te felicito porque a pesar del amor que existio, solo eso fue, porque aveces te enamoras de alguien que se dice ser, ya cuando avansa la relacion conoces a la persona como es en realidad y siges enamorada o esperando que regrese a ser quien nunca fue...

Decia mi abuelo, enamorate de una persona que disfrutes de su platica, porque al pasar de los a%os eso quedara...

!!!!FELICIDADES!!!!

Es mejor hoy, que despues cuando exista alguna consecuencia...

Cris dijo...

te leo y siento cada una de tus palabras retumbar en mi pecho. e gustan los silencios si estan destinados a disfrutar de un momento en especifico, pero prefiero las palabras, pero las palabras lindas, divertidas, amables y amorosas...

Amorexia. dijo...

Sera trofeo o acaso un anhelo, lo importante es dejarnos el pasado fetiche si no lo podemos dejar ir.

Saludos desde mi herido pero valiente país.

jota pe dijo...

-- de hecho nunca hubo nada, solo ese anillo, mudo testigo del silencio.. que putas, hay millones de seres que queremos conocerte y oirte!

Anabel dijo...

Ouch.. Suenan muy sinceras tus palabras, me gustaron.

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores