jueves, 26 de febrero de 2009

reinventar el amor

Lejos de lo que comúnmente nos venden (casi de manera literal) por amor, lejos de los clichés y de la melcocha, el amor es -en verdad- una de las acciones (si, acciones, no sentimientos) que harían del hombre y de los grupos humanos algo mejor; esto es; amarnos, aceptarnos, respetarnos y conocernos como seres individuales, distintos, valiosos y no como una masa amorfa que a lo sumo puede aspirar a los movimientos del cardumen.

No puedo decir que tengo fe en que podremos mejorar la manera en que nos tratamos, no puedo decir que tengo fe en la humanidad, a menos no en ese sentido, pero si puedo decir que en lo que a mi respecta, no supone ningún esfuerzo amar, amarme, amarnos. Y que quizá si tengo fe en poder reinventar el amor en mi misma y con muchos de los que -por fortuna- tocan y tocarán mi vida.


Comparto algo bellísimo en el último post 'especial' sobre esta maldición bendita, enfermedad inexistente, pasión de todos; el amor.







El elemento afectivo nace del cuerpo pero es algo más que la atracción física. El sentimiento y la pasión son el centro, el corazón del alma enamorada. Como pasión y no sólo como idea, el amor ha sido revolucionario en la Edad Moderna. El romanticismo no nos enseñó a pensar: nos enseñó a sentir. El crimen de los revolucionarios modernos ha sido cercenar del espíritu revolucionario al elemento afectivo. Y la gran miseria moral y espiritual de las democracias liberales es su insensibilidad afectiva. El dinero ha confiscado al erotismo porque, antes, las almas y los corazones se habían secado.

Aunque el amor sigue siendo el tema de los poetas y novelistas del siglo XX, está herido en su centro: la noción de persona. La crisis de la idea del amor, la multiplicación de los campos de trabajo forzado y la amenaza ecológica son hechos concomitantes, estrechamente relacionados con el ocaso del alma. La idea del amor ha sido la levadura moral y espiritual de nuestras sociedades durante un milenio. Nació en un rincón de Europa y, como el pensamiento y la ciencia de Occidente, se universalizó. Hoy amenaza con disolverse; sus enemigos no son los antiguos, la Iglesia y la moral de la abstinencia, sino la promiscuidad, que lo transforma en pasatiempo, y el dinero, que lo convierte en servidumbre. Si nuestro mundo ha de recobrar la salud, la cura debe ser dual: la regeneración política incluye la resurrección del amor.

Ambos, amor y política, dependen del renacimiento de la noción que ha sido el eje de nuestra civilización: la persona. No pienso en un imposible regreso a las antiguas concepciones del alma, creo que, so pena de extinción, debemos encontrar una visión del hombre y de la mujer que nos devuelva la conciencia de la singularidad y la identidad de cada uno. Visión a un tiempo nueva y antigua, visión que vea, en términos de hoy, a cada ser humano como una criatura única, irrepetible y preciosa.

Toca al a imaginación creadora de nuestros filósofos, artistas y científicos redescubrir no lo más lejano sino lo más íntimo y diario: el misterio que es cada uno de nosotros. Para reinventar al amor, como pedía el poeta, tenemos que inventar otra vez al hombre.
Octavio Paz

17 comentarios:

marichuy dijo...

Querida A

Bellísimo texto en efecto; como decía una amiga: bello y sublime, en el mejor de los sentidos. Pero también, portador de una triste verdad:

"Aunque el amor sigue siendo el tema de los poetas y novelistas del siglo XX, está herido en su centro: la noción de persona."

Cuánta razón tienes, para recobrar nuestra salud como humaniad completa debemos apelar a la regeneración política y a la resurrección del amor. Voto por eso.

Besos semi-esperanzados

PS y hablando de Guy de Maupassant y de la herida que presenta el amor, justo en la noción de la persona; aquí te dejo un fragmento de un cuento de Maupassant, que alude a un hombre quebrado en su centro mismo: el corazón.

Un beso (otro)

http://marichuy-chuyita.blogspot.com/2009/02/carta-que-encontro-un-ahogado.html

Amorexia. dijo...

A muy conciso y exacto en sus apreciaciones.

Muy bueno.

V dijo...

Bellísimo texto del Sr. Octavio Paz.

En lo personal me quedo con esta frase "Ambos, amor y política, dependen del renacimiento de la noción que ha sido el eje de nuestra civilización: la persona."

A dijo...

Marichuy, asi es, se habla del amor, pero no se cuida de el, o de lo que lo forma, qu es nosotros.

Algunos cuantos podriamos comenzar por ahi, me gusta esa idea.

besos de reto
A.

jota pe dijo...

-- querida A(morosa), efectivamente amar se ha convertido si no en mera genitalia, si en un mercado sentimental, el verdadero amor no se donde esta, tal vez la ultima vez que lo veamos sea en estas bellas palabras de paz, gracias

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

Querida A...

sabes?...no solo por este texto, sino por lo que me he dado cuenta en este tiempo sobre tus conceptos, opiniones, vivencias, etc...he llegado a una conclusión:

Que bendición ha de ser sentirse amada por alguien como TU...!!

A dijo...

Amorexia, asi es Paz, de una claridad fuera de serie.

Besos puntuales
A.

A dijo...

V, asi es, la humanidad se ha encargado de dañar a la persona como entidad unica, y eso es uno de los origenes de muchos males.

besos de mi
A.

A dijo...

jota pe, no me digas eso! (amenazo con llorar) creo que si podemos verlo, en medida de cada uno, haciendo algo por vivirlo en nuestro entorno inmediato.

Tu sigues enamorado despues de 10 años...eso no lo olvidare ytu tampoco ¿cierto?

besos muy amorosos para ti
A.

A dijo...

Guera, querida Guera, no se... lo sabran mejor las personas que he amado y amo.

Lo que si se, es que el amor ha sido la mayor bendicion en mi vida, conocerlo, tenerlo.

Y asi como mi mayor defecto es la soberbia, diria que mi mayor virtud, es mi amor, de todo lo que me compone, definitivamente yo apuesto por mi amor.

besos puros
A.

Leo dijo...

Bonito. ESto es algo que viene trabajando en mi mente desde hace un tiempo: la banalización del sentimiento hasta el punto de dejarlo famñelico. Si quieren pasar y leer algo que escribí al respecto y con relación a las últimas letras del grupo babasónicos yo encantado.

Besos con fundamento.

Leo dijo...

Ahhh me olvidaba el link:

http://kermessetour.blogspot.com/2009/02/babasonicos-porfiando-en-el-rock.html

besos olvidadizos

A dijo...

Desnutrido y famelico, asi es Leo, ahora voy a ver tu texto, muchas gracias por compartir
Besos rojos
A.

MauVenom dijo...

Me he preguntado muchas veces si el amor o los sentimientos en general habrán sido diferentes (mejores) en la antigüedad. Lo he hecho con el afán de pensar que entonces por ciclo tendrán una mejoría en algún momento de la historia y también por tratar de ubicar en qué momento estamos nosotros, en que mejor, en que peor.

Aún cuando creo que hemos ganado en apertura y apreciación del individuo... es cierto que el dinero y la vanguardia han cobrado ha cambio el amor como moneda para ofrecernos sus ventajas.

Estoy justamente, tratando (como en un principio), de amarme a mí mismo y después volver a partir de ahí para poder ofrecer una mejor versión de Mauricio. Francamente no sé muy bien cómo está saliendo.

Besos de febrero

jota pe dijo...

-- querida A(azarosa), no se me olvida, todos los dias despierto con el amor tibiecito a mi lado, pero creo que estabamos hablando del amor como concepto moderno, que ese si esta muy devaluado, besos no de a peso!

A dijo...

Mau, ese es un inicio indispensable, el amor propio. Yo creo que nunca es infructuosa una tarea asi.

besos concordes
A.

A dijo...

Jota pe, pues ahi lo tienes, vigente y viviente, que es una muestra del mundo moderno. Para los fatalistas como yo resulta espranzador.

Besos de chocolate
A.

pd.(ya no lloro)

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores