martes, 16 de octubre de 2007

El Hannibal mexicano?

Para muchos resulta fácil catalogar a la 'gente mala' (aun tratándose de un personaje ficticio) que hiere, mata, devora a individuos de su especie. Pero para muchos otros enfermos –como yo- es obvio que hay un amplia gama de criminales, desde los sublimes, como el Dr Lecter, hasta los patéticos, como Jose Luis Calva Zepeda, -por si hiciera falta mencionarlo-.

¿Qué hizo Calva Zepeda? (lo que los medios nos dejan saber)
*Enamoró mujeres, las mato, las corto con una sierra eléctrica, hirvió la carne de una para comerla, cuando vio patrullas rondando por su casa, corrió y lo agarraron …por que en su huida fue atropellado. Ahora dice que admira a Anthony Hopkins por la película 'el silencio de los corderos' y tiene pósters de la película en su casa.

Y por lo anterior, leemos titulares de 'El Hannibal mexicano'
¿Cual es el mérito de éste tipo? Conseguir una presa no presenta complicación alguna, basta con entrar a latinchat para encontrar decenas de personas dispuestas a arriesgarse con el primer desconocido que les endulce el oído, matar es la parte mas fácil de ésta mala copia de Hannibal, cualquier carnicero puede hacer lo que Calva Zepeda hace, y sin necesidad de una sierra eléctrica.

Lo que tenemos aquí es un tipo con las entrañas suficientes para cometer un crimen y las ganas de ser famoso, pero sin el talento necesario (ni en lo técnico, ni en lo literario), así el único recurso que le queda es la falta de entrañas y una dudosa demencia que nada tiene que ver con aquella que caracteriza a muchos genios.

El que quiera asemejarse a Hannibal, que comience siendo cirujano, Psiquiatra, políglota, que domine más de un arte plástica, que domine temas en historia, música, sociedad, que tenga los dotes para sobresalir como un ciudadano ejemplar de riqueza (y no hablo de dinero) admirable, y luego, después de todo eso, quizá logre entender los motivos de Hannibal y su proceder.

Aventurándome a exceder mis propios límites, diría que H hacía servicios a la comunidad. (Yo también habría querido hacer pastes de flautista de la sinfónica de Pachuca)

Hannibal Lecter no es un matón vulgar, de entrada, por que no hay nada vulgar en Lecter, por ejemplo: él no iría a las Vegas, no viviría en la Guerrero, no enamoraría mujeres, no ansiaría ver en el cine sus escritos, y por sobre todo, Hannibal JAMÁS pondría posters en su casa…

4 comentarios:

JD dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
betito dijo...

Me da mucho gusto haber entrado a tu pagina, me parece muy bueno tu articulo y espero que tengas mucho exito en todo siempre te eh respetado y tu lo sabes besos

Enrique Morán dijo...

El caníbal José Calva Zepeda es una burda copia de algunos asesinos seriales famosos.
Inspirado en el personaje de Hannibal Lecter y actuando de manera similar al Caníbal de Milwaukee, Jeffrey Dahmer, Calva Zepeda es un patético imitador.
Ahora en su primera declaración, el aseino negó comerse la carne de sus víctimas y dijo que la preaparó para que se la comieran los perros.
Seguramente Clava se dio cuenta que no todo es como en las películas, y ahora se acobardó al enfretar la realidad en la cárcel.

annibal__lecter dijo...

Si el doctor Lecter existiera, haria un ritual de sacrificio antiguo con el "canibal de la guerrero" y al periodista que lo comparo con el, le haria una visita y tendria una muy personal platica, de un hombre con su cena.

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores