Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores

Palíndromo de amor

lunes, 12 de noviembre de 2007

De todos los amores, mis favoritos son los imposibles. No es nada en particular, sólo me gustan más.

A veces pienso que son los mejores, por que nunca tienen tiempo de demostrar que –como todos- estaban destinados al fracaso, que se quedan en el ambiente de la pasión, de la locura, de la certeza de su inmortalidad y perfección…y no hay manera de demostrar lo contrario, así que por éste pequeño tecnicismo, ellos tienen la razón.

Aunque esa perfección es un argumento que en algunos casos se puede debatir, digo, depende de la causa que lo hace imposible.

Diferencias sociales? Vive al otro lado del mundo? Es republicano? Es un monstruo? (esos dos van por separado) Murió hace 50 años? Es tu media/ hermana?

Quiero dedicar un espacio a los que nunca pudieron concretar su amor.



Palíndromo de amor
Ana y Otto.


La película del –también palindrómico- Medem es blue…muy blue, no solo por sus filtros, nos cuenta la historia de dos que vivieron en carne propia el destino, se conocieron siendo niños, y sus padres los hicieron hermanastros, descubrieron el sexo de manera furtiva y también de manera furtiva comenzó su historia de amor, que terminaría luego de 17 años de casualidades y coincidencias que no siempre fueron a favor.

Ana y Otto, dieron vueltas dentro de si mismos, buscaron su destino, buscaron otros amores, pero su circuito los llevo siempre al mismo lugar, Otto era el lugar de Ana, y Ana era el puerto de Otto. (Una escena inolvidable, es Ana, sentada esperando a Otto, por que SABE que llegará) Cuando al final todo es claro y se saben cerca, aceleran su paso y sucede la tragedia.


Era preciso que muriera alguno, nada mas podría haber detenido su búsqueda.
Besos frios.
A.


Frases inolvidables:

*Comprendí que por dejar a Ana me había quedado sin destino...

*Yo te voy a querer siempre. Y si se acaba la gasolina... me muero.

*Voy a quedarme aquí todo el tiempo que haga falta. Estoy esperando la casualidad de mi vida, la más grande, y eso que las he tenido de muchas clases.


3 comentarios:

Enrique dijo...

Creo que esos amores imposibles, son los que verdaderamente perduran al paso del tiempo.

Abril dijo...

Uhm.Tengo mis prejuicios contra los amores no vividos , llamados imposibles.
Creo qué al amor hay qué probarlo.
Qué se reafirme o que se decante.
El no vivido nos deja presas de nuestra imaginación.Y ya sabemos que esta nos suele maximizar.
En todo caso ponerlos en el cajón de asignaturas pendientes.
Hasta el dia del examen.
Besos con dulce de leche.

Poesia dijo...

El amor hay que probarlo

si, como sandia!

Ok, Mes, ya en serio...si, probarlo es lo ideal....para que deje de ser ideal.

Besos maximizados.
Poesia.