miércoles, 12 de diciembre de 2007

Muñecas porno

La verdad es que nunca me gustaron las muñecas, ni de niña -para jugar-, ni de adulta -para inflar-

De hecho, los recuerdos que tengo de ellas, mas bien son macabros, por ejemplo esa muñeca de mi abuela que tenia los ojos móviles y la boca entreabierta (se le veían los dientecillos), y que espanto a tres generaciones de niñas en mi familia.


Recuerdo que cuando mi prima iba a jugar a mi casa, me pedía que la acompañara cuando iba al baño, y yo no de muy buena gana accedía (quería que me siguiera visitando ¿no?), así que nos tomábamos de las manos, y caminábamos con la espalda pegada a la pared sin perder de vista ni por un instante a la muñeca del demonio -por que así la bautizamos- (es peculiar eso de criarse en una familia tan religiosa) que nos miraba desde el ropero y reía con sorna esperando un descuido de nosotras.

O que tal la muñeca que a mis 4 años era de mi tamaño...y caminaba la maldita!, siempre la sacaba de mi recamara en la noche, o al menos antes de acostarme le ponía una toalla sobre la cabeza para que dejara de mirarme. Era ingrata.

El caso es que nunca le pedí una muñeca a los reyes, ni una sola, pero parece que ellos no sabían leer o simplemente tenían paquetes armados como despensa de bodega aurrera, por que invariablemente cada 6 de enero aparecía bajo el árbol en mi zapato, una muñeca, bolsas de dulces y algo mas (un regalo por rey mago). Yo no me quejaba, no quería que los reyes se sintieran mal por no saber darme gusto.

El colmo fue cuando un día habla mi tío B por teléfono y dice que llegaron reyes para mi y mis primas en su casa, yo voy feliz a ver que me llevaron, y encuentro a mis primas felices, jugando, radiantes...pensé que este año seria el bueno 'el juego de química mi alegría' o algo asi... claro! y mi sorpresa fue mayúscula cuando encuentro la bota que decía 'para poesía' una barbie...no cualquiera..la barbie astronauta.

perfectamente equipada para sus aventuras en el espacio

1) minifalda rosa
2) botas de tacón (rosas también)
3) moños en el largo pelo rubio
4) blusita ombliguera color plateado.

Las muñecas no me gustaban; Barbi me chocaba (y hasta la fecha), me parecía ridícula, sus dimensiones no me convencían (años después entendí por que juar!) y todas tenían o tienen cara de cabezahueca (de hecho así es ¿no?)

¿que hizo la barbi astronauta?
Ejerció.

(espacio para reírme a gusto)


Bueno, el trauma paso, yo les dije a esos tíos que ya no quería que los reyes me trajeran nada, los regalos iban de mal en peor, al menos en mi casa llevaron la maquina de raspados

A que viene todo esto? bueno a que me encontré hace poco en una pagina de temática lesbica una galería porno con barbie y sus amigas.

Hay que ver para creer...eso es tomar muy en serio aquello de 'por la niña que llevamos dentro', como sea y como para todo hay gustos, les comparto la liga esperando que se diviertan como niñas, si es que quieren.

besos plásticos.
Poesia.



2 comentarios:

Arabe dijo...

Me recordaste a la pelicula de "Realmente Amor" cuando el personaje de Emma Thompson le dice a su esposo:
- Para el regalo de la amiguita de nuestra hija le llevamos la Barbi transexual o la Barbi S&M?
jajaja!

Anónimo dijo...

Esta buenísimo, me ihizo reir y reir... y es cierto ¿Qué onda con el desubique de los regalos mágicos de navidad? toda esa serie de hechos que los rodeaban solo le hacían a una desconcertarse más con el tema.

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores