jueves, 6 de marzo de 2008

Speechless, sustitutos e interrogantes


El hombre con el transcurso de los siglos, ha ido develando misterios. No ha podido, sin embargo, ni entender ni explicar qué hace que una mujer no disponga de palabras en un momento dado.


Siendo yo destinataria de los sustitutos que para ellas has elegido y careciendo de facultades extraordinarias no puedo menos que sentirme tocada por tus labios (percibo que me has enviado todos tus labios) como por el fuego; no puedo menos que sentirme halagada por tanta poesía que no es tuya pero que es más tuya que de nora johns.

Hace ya un largo rato que he puesto la pc en continuo con cierto tema y la calle parece más fría, más sola, y tu más cerca.

Una llovizna gris le quita color a la tarde. Y es entonces cuando me doy cuenta que tengo un interrogante que descifrar; uno difícil, tal vez de los más difíciles ya que no se refiere a qué pasa dentro de ti por no escribir palabras, sino dentro de mí, por imaginarlas.

Besos ¿?
A.

2 comentarios:

Elvira dijo...

por cierto... no opine cuanto me gusto esta ucronia en particular... se lo que se siente mirar la lluvia y recordar...

jack dijo...

Hermoso.

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores