miércoles, 7 de mayo de 2008

El secreto y Genios malditos

Maldita sea! el libro de 'el secreto' (que no he leído ni lo haré) echó abajo mi feliz lamento (si: fe-liz-la-men-to) sobre ¿por que el destino es tan cruel y cumple mis deseos? ¿Que no sabe que soy mujer?.....-Aquí las feministas me ven feo, nombran a santa desbrasierada y se santiguan- no se les vaya a pegar mi misoginia.


No la verdad no es misoginia, juro que no odio a las mujeres, quisiera amarlas -a todas- por igual, pero tengo un problema para recordar nombres después de la primera cita(que conveniente). Y no se trata de eso, se trata que al menos en mi cortisisisisisisima experiencia con mujeres he aprendido que solemos desear cosas que sabemos que en realidad no queremos. Tengo entendido que esa es la trama del famosísimo libro (dato que ni al caso: Mi amigo C trabaja en Gandhi de MaQuevedo, y menciona que 'el secreto' es el único libro del que se vende al menos un ejemplar al día) Ahora ya no hay pretexto por que el dicho de 'cuidado con lo que deseas por que se te puede cumplir' dejo de ser un consejo de abuelita o refrán popular de esos que todos sabemos pero nadie se los toma en serio, y se apropio varias decenas de hojas impresas -para que no s nos olvide- , con las que nos explica que desear algo implica también la responsabilidad de la cristalización (potencial) de nuestro sueño.
Desconozco las razones, sólo se que lo he visto más de una vez, tanto en otras como en mi misma, pensamos que 'que bonito seria que fulanite de tal se fijara en mi' o 'Quiero que el jefe se de cuenta de mi potencial' o 'Me muero por un french tacita de te', y entonces el genio de la lámpara voltea a vernos, se ríe entre dientes y dice para si mismo: con que si ¿eh?...luego truena los dedos o sacude una mano o lo que haga y termina de darnos en toda la torre haciendo realidad nuestros sueños, por que pese a lo que creíamos, fulanite es el ser mas nefasto del universo con un problema serio de codependencia que nos llama cada tres minutos al trabajo de donde no salimos hasta las tres de la mañana por que el jefe se dio cuenta de nuestro potencial y nos puso a arreglar el mundo, y para colmo, el french que perenganite nos regalò, ya se hizo pipi en el coche.
Entonces nos soltamos a llorar y queremos ir a partirle la cara al genio, o de perdida lanzar huevos podridos a su casa por que antes de que tronara los dedos nuestra vida era perfecta y él es quien lo echo todo a perder. Pero no podemos culparlo, por que nosotros lo pedimos tal y como sucedió, solo queda hacer la pregunta del millón: ¿que vamos a hacer al respecto?



8 comentarios:

Caminante dijo...

Yo deseo tener deseos.

Y el secreto ya no es tan secreto.

Veronica dijo...

La verdad es que desde hace tiempo esperaba ver un post respecto al famosisimo "secreto" (ya ni tan secreto) en este blog.

¿Qué decirles? yo tengo aversión por toda aquella ¿literatura? que de la noche a la mañana se vuelve un Best Seller y que TOOOOOODO el mundo comenta.

A mi me han platicado de ese libro (que creo que también es película) tanto y de manera tan apasionada (como si en él se descubriera el hilo negro) que a veces me causa una hasta cierto grado morbosa curiosidad.

Pero bueno, mientras son peras o manzanas tendré cuidado con lo que deseo en una de esas se me cumple y no se que hacer al respecto.

Poesia dijo...

El secreto es a la literatura lo que daddy yankee a la musica.

besos algebraicos
Poesia

Elvira dijo...

joder!!!! a poco de eso se trata el estupido libro??? que bueno que no lo he leido... de todos modos ya bastante lo he vivido en carne propia...
como bipolar que soy no me encuentro comoda en ningun lado, ni en mi propia piel...

strika dijo...

No he leído El Secreto, y no lo leería aunque me pagaran. Bueno, si me pagan una buena lana para leerlo, y luego puedo destrozarlo, capaz que sí, jeje
En todo caso, lo que dices es como el rollo que hay detrás de la cienciología. Según ellos (y otras sectas posmodernas) uno provoca lo que le sucede. ¡Imagínense la culpa que eso genera! Porque como puede tener aplicaciones buenas (si deseas el super trabajo, lo conseguirás), puede tener aplicaciones perversas (si te asaltan o violan, tú lo provocaste... algo hiciste para atraerlo). Lo patético es que siendo un best-seller eso se difunde y cuánta gente no se la cree. ¡Qué miedo!

Bar dijo...

Dicen algunos rabinos y uno que otro sacerdote católico, que dios (si asi con minúscula) es como el genio de la tecate (el del chiste) y hay que ser muy específico en lo que uno quiere, como soy satanista esta cuestión me viene guanga, sin embargo creo en el poder de la intencionalidad, eso que los satanistas llamamos magia, mi amigo Roberto llama boomerang y que en términos científicos conocemos como tercera ley de Newton.
¿Por qué debe haber culpa en que uno provoque lo que sucede a su alrededor?, o mas específico aún, ¿Por qué debe haber culpa en lo que hacemos?

La burbuja de yol dijo...

Es como la pelicula de 'Al diablo con el diablo', que tal cual pedía si deseo se le cumplia de la peor manera. Es bueno ser optimista en tu vida pero tambien influyen las circunstancias que se te vayan presentando. me gusto este post. saludos :)

Poesia dijo...

Strika: Si me pargaran para leerlo, diria que si, pero veria la pelicula en reproduccion acelerada ;)

besos tramposos
Poesia

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores