viernes, 11 de julio de 2008

The Origin of Love



Primitivamente había tres especies de hombres, unos todo hombres, otros todo mujeres, y los terceros hombre y mujer, dos Andróginos, especie en todo inferior a las otras dos. – Estos hombres eran dobles: dos hombres unidos, dos mujeres unidas, un hombre y una mujer unidos. Estaban unidos por el ombligo, y tenían cuatro brazos, cuatro piernas, dos semblantes en una misma cabeza, opuestos el uno al otro y vueltos del lado de la espalda, los órganos de la generación dobles y colocados del lado del semblante, por bajo de la espalda. Los dos seres unidos de esta manera, sintiendo amor el uno por el otro, engendraban sus semejantes, no uniéndose, sino dejando caer la semilla a tierra como las cigarras.

Esta raza de hombres era fuerte. Se hizo orgullosa y atrevida hasta el punto de intentar, como los gigantes de la fábula, escalar el cielo. Para castigarles y disminuir su fuerza, Júpiter resolvió dividir estos hombres dobles. Comenzó por cortarles haciendo de uno dos, y encargó a Apolo la curación de la herida.

El dios arregló el vientre y el pecho, y para humillar a los culpables, volvió el semblante del lado en que se hizo la separación, para que tuvieran siempre a la vista el recuerdo de su desgracia. Los órganos de la generación habían quedado del lado de la espalda, de suerte que cuando las mitades separadas, atraídas por el ardor del amor, se aproximaban la una a la otra, no podían engendrar: la raza se perdía. Júpiter intervino, puso estos órganos en la parte anterior e hizo posibles la generación y la reproducción.

Pero desde entonces la generación se hizo mediante la unión del varón con la hembra, y la sociedad hizo que se separaran los seres del mismo sexo primitivamente unidos. Sin embargo, en el amor que sienten el uno por el otro, han guardado el recuerdo de su antiguo estado los hombres, nacidos de hombres dobles, se aman entre sí; como las mujeres, nacidas de mujeres dobles, se aman a su vez; como las mujeres, nacidas de los andróginos, aman a los hombres, y como los hombres, nacidos de los mismos andróginos, aman a las mujeres.

de 'El banquete'

5 comentarios:

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

Has logrado confundirme mas de lo que ya estaba!!...
que la mitad de unos con los otros, que hombres de hombres que los unos y las otras...ay...expliquemelo con manzanas!
Bueno, solo le diré que desde siempre he sentido un verdadero interés por los andróginos!!

besos curiosos

Diana/mayte

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

yo de nuevo...
perdon...comente sin antes ver el video, no se podia cargar, pero por fin lo vi!...me impactó simplemente!!

A dijo...

Pues ahora me como las manzanas

besos cenados
A.

JB dijo...

COnfundido O.o

Saludos.

JB.

Vidita dijo...

El Banquete o de la Erotica es uno de los dialogos socráticos que más me seducen ...es curioso pues cuando logre besar a mi primer amor, le envie este mismo extracto del libro y al final de la cita escribí: por eso tu y yo nos amamos y abrazamos cuando estamos juntos porque nos hemos encontrado como mitades de un todo.

El video es una obra de arte...me encantó. gracias por compartirlo.

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores