lunes, 16 de febrero de 2009

No estoy para perder




El cupido revoloteaba rápidamente alrededor de mí, pero para cuando lo tuve a medio metro de distancia, le atiné con un libro de 500 hojas y pasta dura que tenia en el buró.

Afortunadamente no hizo tanto ruido al caer, cayo en blandito, y yo me senté en el borde de la cama a ver que pasaba.

Tardo unos minutos en volverse a mover, levantó la cara y me vio con la frente fruncida (parecía molesto) luego se incorporó, y yo me alegré mucho de ver que estaba en buen estado, aunque las alas lucían despeinadas, pero las sacudió como lo haría una gallina y de nuevo quedó muy guapo.

Nos miramos a los ojos y sin decir nada, cupido movió sus dedos con dirección a sus flechas, al tiempo que yo hacía lo propio por alcanzar la almohada. Solo había entre nosotros un metro de distancia, y un kleenex que corría de un extremo del cuarto al otro movido por cierto viento entraba por debajo de la cortina

No es mi intención dañarlo, pero es él o yo, de verdad no quiero enamorarme, ya la pasé mal antes, es peor que andar marihuano, todo pierde sentido, no controlas las dimensiones de lo que dices o de lo que haces, es un estado de embrutecimiento altamente peligroso y destructivo para cualquier persona productiva y normal.

Te mantiene en cama mas tiempo del necesario, te causa desordenes alimenticios (o comes demasiado, o no comes), de sueño, del habla, y de todo lo posible.

Para cuando sales de ahí, te das cuenta que gracias al amor, te quedaste sin trabajo, sin amigos, sin jardín (se olvida regar las plantas) que no te quedan los jeans que compraste (y como no tienes trabajo, no puedes pagar), y que el mundo No, no señores, no es de color de rosa; Y que el amor, No, no señoras, no es eterno.

Que invertiste todo lo que tenias en una empresa que iba destinada al fracaso, y que en el mejor de los casos, tu balance como individuo esta en ceros.

Supongo que no he salido del todo de mi trance de amor, por que mientras pensaba, cupido ya había cargado su arco y vi que la flecha salía directo a mí. Apenas pude poner la almohada por armadura para mi indefenso corazón, algunas plumas blancas caían sobre la alfombra, y cupido miró sus alas, tardó un instante en entender que mi almohada era de pluma de ganso, y que el no había sufrido herida alguna, pero ese parpadeo de duda fue suficiente para que yo alcanzara el raid y diera un flitazo abundante a la angelical cara de mi atacante.

Eso solo le provoco algo así como 7 estornudos consecutivos y un leve lloriqueo de ojos que terminaron por ablandarme, así que tome uno de los kleenex que quedaban y se lo ofrecí para que limpiara mocos y lagrimeo.

-¿ya estas mejor?

-eres una arpia!- me dijo con voz de tenor, que no era compatible con su apariencia de bebe rechoncho y rosado.

-Lo siento, no es personal, la mitología me gusta, de veras, pero tengo que defenderme de ti.

-y yo tengo que hacer mi trabajo ¿crees que no nos damos cuenta de que llevas ya dos años y medio haciéndole al cuento?, mi celestial pellejo esta en juego, tu te tienes que enamorar.

Y se sentó a mi lado, dejando a un lado el arco y las flechas, parecía derrotado, cansado, doblaba la espalda con fastidio.

-No te tientas culpable, -me dijo compadeciéndose a su vez, de mi- Estos tiempos me han ido acabando, ya nadie se quiere enamorar, todo mundo esta muy metido en sus propios asuntos, y los adictos al trabajo, fanáticos religiosos, ñoños empedernidos, geeks, ambientalistas, y xbox han ido disminuyendo día con día las personas que son materia disponible para amar.

-Pero hay sobrepoblación ¿no? Entonces debe haber más gente para ti.

-Eso es un mito, justamente las grandes ciudades son mis retos mas fuertes, ‘’el amor no es negocio’’, dicen y prefieren hacer empresas que hacer matrimonios o familias, a lo mucho, llegan a asociase de manera amistosa, pero de amor...No de eso ya no se habla.

- lo siento mucho, si quieres, puedo fingir que aun amo a mi ex, digo, para que no te quedes sin trabajo.

- No es tan fácil, la gente enamorada tiene el alma de colores diferentes a la gente que no lo está, y tu mi niña, debo decirte que si algo no tienes en tu alma, es justamente amor.

- No cuenta mi perro?

- No

Por un momento decidí limpiar mi mente de toda esa basura egoísta y ver cuales son las cosas buenas que pasan en la vida cuando te llega el amor.

Si, uno se siente feliz cuando esta enamorado, la ansiedad se cambia por un poco de éxtasis, y claro, que el sexo se disfruta un poco mas cuando sientes algo por la persona que esta a tu lado (o donde te guste que esté), te pones de buen humor cuando suena el teléfono, y lo mejor de todo es que aunque te encuentres en un cuarto vacío, nunca te sientes solo.

Hagamos un último intento - le dije al mitológico amiguito- y me levante de la cama, animándolo a seguirme.

-¿ahora que?

-pues tu haces tu mejor intento, y yo haré el mío

-¿de verdad?

Si, anda…

Y con los ojos todavía con un brillo de desconfianza, cupido se bajo de la cama de un brinco, se paso los dedos por sus chinos rojos y me dijo, -gracias! Esto no lo olvidare.-

-claro que no lo olvidaras, -le respondí- al tiempo que tomaba la flecha rota y la clavaba en su espaldita tierna, justo entre las alas.

Lo siento amigo, tu lo dijiste bien, el amor no es negocio, y a estas alturas de mi vida, ya no estoy para perder.

32 comentarios:

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

QUerida A:
Que aleccionador texto!...jaja se sacudio las plumas como las gallinas!...
Ahora ya no tengo de que preocuparme ya que lo has eliminado...

Besos agradecidos!

Diana

Rous dijo...

JAJAJAJ GENIAL POST, ME AH ENCANTADO JAJAJA:D PUES LASTIMA CREO QUE EL MIO ME AGARRO DESPREVENIDA:S NI PEDRO DIJO JUAN:S SALUDITOS ENAMORADOS

marichuy dijo...

Querida A

Está buenísimo este cuento… Leyéndolo pensé (algo tarde, je) que hubiera estado bien un especial (como el de Santa Claus) “El Grinch de San Marketing” (Valentín, para los románticos).

Aunque debo confesarte que por un minuto, yo sentí feo por el pobre cachetón de risos dorados…

Pero pues él se lo buscó solito, bien claro admitió que en estos tiempos “el amor será todo… menos negocio”, digo salvo que sea el amor al negocio, que suena parecido pero no es la misma cosa.

Un beso cursi

Vidita dijo...

Me encanto tu post "amoroso" reconozco que yo este fin de semana tambien me sentí así como tú. Con muchas ganas de partirle el hule al niñito de alas, es solo que no puedo, que aún y a pesar de no ser correspondida SIGO ENAMORADA de un cuarenton adorable. Me cuesta trabajo reconocerlo pero sigo herida y creo que me agarró muy desprevenida, nunca he sido cursi, y me cuesta mucho reconocer que AMO a alguien, pero ahora no se, la lejanía con ese "alguien" me esta afectando tremendamente.

Besos anhelantes

A dijo...

Guera, pero es demasiado tarde para ti!!!

Besos cazados
A.

A dijo...

Rous, muchas gracias!! y bueno, por algo tiene ese trabajo, te agarra cuando menos lo esperas

Besos desprevenidos
A.

A dijo...

Vidita, lo curioso es cuando una sabe que tiene la flecha haciendonos sangrar, pero no queremos quitarla, la necesitamos ahi, para amar, por que eso en si es una ganancia.

Besos hasta el fondo
A.

A dijo...

Marichuy, querida pues se supone que eso es...y nunca me respondiste si querias participar o no :(

besos tristes
A.

Ojaral dijo...

Epa, che! No se trata de ganar o perder, sino de vivir, digo yo. Después de todo, al final del camino siempre nos espera la derrota, así nos hayamos defendido del amor, del dolor, del mundo en gral., escondiéndonos en una madriguera o haciendo grandes negocios y amurallándonos con armaduras de hierro. No sé, será que la montaña rusa del amor, con todo el vértigo y el miedo que produce me tiene fascinado. Pero ya no me dan ganas de salir corriendo cuando se me cruza el querubín ese.
Por lo demás, muy bellamente escrito el cuento. Y eso, al fin y al cabo, es lo único que importa, no?
Saludos!

Amorexia. dijo...

Como siempre muy bueno.

he aqui mi versión de esa imagen:

-Ay Dios!! qué hiciste!!?
-Sólo lo sacudí un poco!
-Pero está muerto!!
-No! dame un beso para que veas que no!!
-Pero cómo se te ocurre que te voy a besar en estas condiciones! mientras este pequeño muerto esta allí tirado...´
-No era tan pequeño!!!
-Para mí sí!
-Ah... para tí sí!!!
-Pues sí... acaso no lo ves que era pequeño?!
-Si así te parece, ahí te lo dejo, yo me voy!!
-Vete, pero llévatelo! de todas formas tú lo mataste... no yo!
Se miraron por última vez, solo se quedo el tiempo; en silencio; sin que nadie recordara nunca jamás al pequeño muerto.

Me siento salieri de Grinch jejejeje

Saludos a deshora.

Nephalyn dijo...

Hola que buena historia mas en estos tiempos de desamor...
mmm, yo no se si me he enamorado antes, pero lo que si se que el amor nos perturva los sentidos.
yo prefiero el sexo sin amor aun cuando tenga otro sabor cuando hay amor.
mejor asi menos problemas
saludos

marichuy dijo...

A

Juro que no me enteré; júrolo y es en serio, que no recuerdo haber recibido algún mensaje al respecto. Ya me preocupaste por mi desmemoria

¿Cuándo me preguntaste, querida?

Besos apenados y preocupados

MauVenom dijo...

Traición, me disparó...

porque después de este cuento siento que te amo... jajajajaja... no, no te preocupes, no se me clavó bien la flecha, el veneno todavía no hacía efecto.

Está buenísimo, me encantó. Muy divertido y bien escrito. Me reí y confiezo que sentí cierto placer obscuro resultado del rencor cuando le disparaste a él.

Besos.

jota pe dijo...

-- querida A(morosa), maldito, lo hubieras desplumado en agua hirbiendo y rostizado, todavia traigo clavadas algunas de sus venenosas flechas, la ultima me hirio de muerte pero sigo tratando de sobrevivir. Muchas gracias por el cuento, muy rico!

vesania dijo...

Definitivamente a estas alturas ya no se está para perder... y si hay que sacar del camino a ese pequeño alado, la verdad es que es mejor vivir las cosas a su merecido tiempo, y sin que nadie nos ande apurando... me encanto tu cuento, la verdad extrañaba leerte, un abrazo enorme, y un besote...

ojala y puedas mañana darte una vueltecita por: http://sindireccionalguna.blogspot.com/ es mi nueva casa, mañana la inauguro, me gustaria que estuvieras, no prometo nada espectacular..

mas besos que tengas lindos dias

El Diablo Des. dijo...

¡Muerte, sin honor como bicho al alado mentao ese!

No es cierto, yo si lo quiero :D

LA GUERA RODRIGUEZ dijo...

Querida A

necesito que me ilumineeeees!!

crees que no puedo encontrar el blog de Vesania?...no puedo accesar? como le hago? creo que llegaré tarde a la inauguración...

Diana

A dijo...

Ojaral, asi hablan los valientes, cualidad que en lo personal nunca he tenido, bien por quien se atreve y se avienta a todo.

Besos de este lado
A.

A dijo...

Suena autobiografico, Amorexia. No es cierto, suena a tu literatura pero con el toque divertido que le da la pareja peleonera.

besos agradecidos
A.

A dijo...

Neph, nada como ser claros con lo que nos gusta y hacemos, ojala asi se lo digas a las susodichas, aunue pareciera mentira, la mayoria apreciamos la sinceridad por cruda que sea.

besos asumidos
A.

A dijo...

Querida marichuy, pues te lo dije cuando aceptaste participar en la muerte de santa :S

pero no te preocupes, siempre quedara algun especial en que te cobre el favor jajja, no es cierto, bueno si.

besos malvados
A.

A dijo...

Mau, nomas me ilusionas jejeje Gracias mau me alegra que te guste.

besos flechados.
A.

A dijo...

Vesania, felicidades por tu nuevo blog, ya estuve por alla, muchas gracias por considerarme y acordarte de mi

Besos felices
A.

A dijo...

jota pe, querido, debo decirte que me encanta la idea que sigues con esas flechas clavadas, espero que asi continues el resto de tu vida, amoroso y amado.

Besos -tambien- amorosos
A.

A dijo...

Diablo, si que muera, que muera!

la verda, creo que lo hemos matado.

besos asesinos
A.

A dijo...

Guapa Guera, te mande correito.

besos privados
A.

Juan! dijo...

No puedo creer lo que estoy leyendo… no, no puedo.

¡Mataste a Cupido! YEAH!!!

El cuerpo del otrora máximo símbolo del “amor a primera vista” yace inerte sobre el piso de éste blog…

Ojala y no se levante en un buen rato… Además bajo esa fachada de querubín regordete y sonrosado se escondía un ente maligno que gozaba con el sufrimiento de sus víctimas. Yo también le temo.

Besos!!!

Tu.incondicional dijo...

El cierre se parece a algo de la Mastretta... cierra uno de sus cuentos con " a estas alturas de la vida, no estoy para restar"...

Filipa dijo...

Que maravilloso relato!! perfecto para este mes horrible lleno de amores que no lo son.

A dijo...

yace inerte sobre el piso de este blog! Me hiciste reir! me gusta la idea de tenerlo por aqui como fuente de visitas morbosas:
Mirenlo mirenlo! puedes abuchearlo si gustas!

Gracias Juan!

besos no tan miedosos
A.

A dijo...

Tu.incondicional; afortunadamente solo he leido un libro de Mastreta (y no lo vuelvo a hacer) Es una novelita.

Gracias por comentar

Besos originales
A.

A dijo...

Filipa, como dices tu; muchos amores no son al ente sino al amor, yo creo que es un buen paliativo para aspirantes al masoquismo, de ahi decides si te quedas en parvulo, o te pasas a ls ligs mayores

Besos desamorados
A.

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores