martes, 16 de octubre de 2007

Llamadas anonimas

Una de las modernidades que vi nacer (hablo de aquí, en el tercer mundo) es el identificador de llamadas.

A mi me tocaron esos tiempos en que las llamadas anónimas te molestaban a cualquier hora del día o de la noche, desde niños malcriados haciendo preguntas de doble sentido

Molestoso en cuestión-¿esta caminando su refrigerador?
Señora distraída: si, si esta caminando
Molestoso en cuestión: pues corra por él que se le va a escapar

Hasta fernandos delgadillos que buscaban pasión sin pagar $20.00 por minuto. Y es que no había manera de saber quien podía llamar*, y lo peor que podría pasarles a los atrevidos telefónicos es que les dijeran alguna majadería (que no mata a nadie) antes de que ellos colgaran muertos de la risa y decididos a marcar otro numero -quizá ahora- con mas suerte

Así, por teléfono y de labios de un desconocido, fue que yo escuché por primera vez una palabra de connotación sexual (en ese entonces no lo sabia, tenia yo como 5 años), la verdad me pareció una palabra bastante larga como para ser un insulto, así que como no se identifico el tipo aquel, y su timbre de voz me sonaba como de enfermo…(ahora SE que era un enfermo, pero en ese entonces me sonaba enfermo como del tipo de asmático…¿me explicoSmiley decidí colgar para que el pobre señor buscara al medico que seguramente le daría el cunnilingus que necesitaba.

…ahora que lo pienso (nunca pensé sobre esto antes) la palabra cunnilingus suena muy técnica para ser pervertida, es decir ¿Quién podría excitarse diciéndola? ¿Un académico de la UNAM que quiere saberse mas perverso de lo que en realidad es, por ejemplo? ¿Una señora que siempre quiso ser medico pero la obligaron a estudiar taquigrafía? Bueno cada quien sus perversiones, a mi me parecen motivadoras aquellas que están totalmente fuera del parámetro de la vida cotidiana y decente que pretendo vivir JA! Y que por lo tanto, no podría escribirlas aquí por ejemplo:

RRRRRR, MMMMMM, EEEEEEEEEEEE DDDD DDDD

¿ya dejaste de contar letras? Ok, …esas y otras tantas del mismo estilo, y luego de todo eso, pensé que seguramente (‘seguramente’ quiere decir: Apostaría las orejas de la lolis* a que …)hay más de cinco millones de mujeres que se ofenderían si su amante les dice la palabra R, la palabra M, la palabra E o la palabra D,, y que seguramente no lo volverían a ver jamás, si les dice una frase hecha con dos o mas de ellas. JA!

Para todas hay gustos y maneras, lo cierto es que hoy, a menos que tengas un teléfono protegido, un celular exclusivo para tus cochinadas, o vivas del todo solito, es difícil jugar ese tipo de bromas sin que: te divorcien, te den una tunda o te vayas a la cama sin cenar (entiéndase ‘cenar’ en el sentido que gustes)

Pero el panorama no es tan gris como parece, dado el abundante numero de ociosos que existimos, muchos corazones bienintencionados se dieron a la tarea de crear sustitutos adecuados para cada quien; ¿quieres decir estupideces a desconocidos? Ahí esta latinchat! ¿quieres decir cochinadas a desconocidos? Ahí esta latinchat! Ja ...ok ¿por teléfono? Ahí esta msn, y las líneas calientes que son tan especificas como líneas sexuales a secas, o líneas de hombres, para hombres…y demás monerías.

¡cuesta mas? Si… claro, ese es el precio de la modernidad.

*Lolis: llámese así cierta mascota (aunque que paso a mejor vida) de la propiedad de mi abuela materna…un perro co

3 comentarios:

Abril dijo...

de qué sirve tener el número de quien nos molesta?.
El mayor invento sería encontrar un aparato, que al encontrar a alguien qué nos interesa, nos develara sus números y datos de ubicación. :)
Besos niña Amiel

Amiel Rivera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Abril dijo...

Te capte el mensaje.
Captas mi beso?

Ironía, sarcasmo, humor negro, sexo, amor y desamor, cine, libros, música, mujeres, locura, amargura y cosas peores